•  
  •  

COMUNICADO SOBRE UNA LEY DE AMNISTÍA

El FORO PARA LA CONCORDIA CIVIL expresa su preocupación por la presente hora política y rechaza que, en un país cuya inmensa mayoría se encuentra en posiciones de centro y defiende la deliberación en común entre los españoles, se pacte con aquellos que quieren destruir el orden constitucional, entre los cuales unos han dado pruebas fehacientes de ello intentando un golpe de Estado en septiembre-octubre de 2017, otros negándose a admitir ningún arrepentimiento sobre los crímenes cometidos y, finalmente, los comunistas y añadidos que han renunciado a los acuerdos a que llegaron con el resto de formaciones políticas en la Transición. Además, la única razón para tal pacto es la de alcanzar la investidura a la presidencia del Gobierno del Sr. Sánchez, sin que pueda vislumbrarse ningún interés de España en tal asunto

En segundo lugar, esta Asociación, continuadora del espíritu de la Transición, comprueba con enorme desazón el deterioro que el Gobierno ha realizado respecto de la estructura, principios e instituciones del Estado democrático de Derecho. En primer lugar, con la concesión de unos indultos basándose en la idea de que el derecho se asienta en la venganza, lo que contradice la idea del Derecho democrático, cuya finalidad es la de posibilitar nuestra libertad; en segundo lugar, con la eliminación del delito de sedición, gracias al que se pudieron condenar a quienes intentaron dar un golpe de Estado, lo que ahora sería imposible y, finalmente, con la rebaja de los delitos de malversación, que harán factible que se pueda disponer con mayor arbitrariedad de los fondos públicos para fines espurios.

Tercero. Rechazamos que en las actuales circunstancias pueda aprobarse una ley de amnistía fundamentalmente por las siguientes tres razones. Primero, porque quienes resultarán beneficiarios de la misma no han ofrecido nada a cambio, hasta el extremo de que siguen empeñados en seguir defendiendo la legitimidad de lo que hicieron; en segundo lugar, porque una amnistía supone conceptualmente la refundación del sistema jurídico-político, lo que exige que la misma sea respaldada por la mayor parte de los grupos políticos, que fue lo que sucedió en las amnistías que se concedieron tanto en 1936 como en 1977; y, en último lugar, y es la razón más importante, porque una medida de este calibre exige que no sea hurtada a la opinión pública, que fue lo que sucedió en las elecciones del 23 de julio, al afirmarse repetidamente que tal cuestión no se encontraba en la agenda. Con ello, no solo quedó depauperada nuestra libertad de expresión, sino también nuestro derecho de participación, al haber votado sin saber realmente sobre qué es lo que estábamos votando. Un sistema democrático se diferencia de otro autoritario porque los temas no se esconden a la opinión pública, permitiendo que el pueblo intervenga en ellos, de manera que sea capaz de formarse su opinión de una manera racional. Esto no ha sucedido en este caso, por lo que no nos queda más remedio que afirmar que nuestro sistema político se encamina hacia un régimen autoritario. Ni la amnistía en estas condiciones ni lo que probablemente vendrá a continuación, los diferentes referéndums de autodeterminación tienen cabida en el actual Ordenamiento jurídico español. Ambas cuestiones no son admisibles en un Estado democrático de Derecho, y de acordarse significaría la destrucción de nuestra democracia parlamentaria y la desaparición de la Nación española, aniquilándose el soberano, que no es otro que el pueblo español.

Por todo ello censuramos absolutamente la trayectoria política, los pactos y las pretensiones de continuar en el ejercicio del cargo del señor Sánchez Pérez-Castejón.

Creemos sensato, racional y honesto suspender los tratos con esas fuerzas centrífugas y antiespañolas; que el PSOE gire hacia el centro-derecha, celebrando un Gran Pacto de Estado con el Partido Popular por la gobernanza estable y próspera de España, y por la permanencia y continuidad de la Nación española, bien supremo y superior a cualquier componenda, deseo o interés personal, como está siendo el caso del actual presidente del Gobierno en funciones.

En Granada, a 2 de Noviembre de 2023.

Autor del artículo: José Torné-Dombidau Jiménez

Presidente y socio fundador del Foro para la Concordia Civil. Profesor Titular de Derecho Administrativo por la Universidad de Granada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

X