•  
  •  
  • Home
  • /Artículos
  • /Respuestas a “PARA CONOCER LOS DERECHOS HUMANOS. 1” (Según mi leal saber y entender)

Respuestas a “PARA CONOCER LOS DERECHOS HUMANOS. 1” (Según mi leal saber y entender)

Son las respuestas al test publicado en la entrada anterior del Diario.

1. Las teorías de Erasmo de Rotterdam:

1.1. No defendían el protestantismo. Bien es verdad que por poco. Erasmo compartía con los luteranos y con otros movimientos de reforma de la Iglesia muchas opiniones (el humanismo, la defensa de una Iglesia pobre, evangélica; denuncia de los abusos del clero y la jerarquía, el afán de lucro…), pero no llega a romper con Roma.

1.2. Tampoco atacaban a Martín Lutero. Los términos entre ambos fueron cordiales durante mucho tiempo y sólo se agriaron, llegando a la ruptura, ante la insistencia de Lutero para que Erasmo rompiera con Roma y la negativa de éste a hacerlo. Ciertamente, hubo importantes desacuerdos doctrinales entre ambos. Aparte algunas otras cuestiones menores, Erasmo defendió siembre, frente a Lutero, el libre arbitrio y la eficacia de las obras para la salvación personal, así como la doctrina de la transubstanciación.

1.3. Las teorías de Erasmo no defendían el calvinismo. Aparte de ser aquí más profundas diferencias que las que sostuvo con Lutero, Calvino publicó su primera y gran obra teológica, la Institutio Christianae Religionis, en 1536, el mismo año de la muerte de Erasmo.

1.4. Tuvieron seguidores en España. Erasmo sí tuvo seguidores en España; pocos pero importantes. Entre la élite gobernante sus ideas fueron muy bien acogidas. Ya que el Emperador Carlos se había proclamado el campeón de la Iglesia romana y se reprimía rigurosamente a los luteranos, el erasmismo sirvió para dar acogida a las propuestas humanistas, entre otros, en el terreno religioso.

Sinagoga de los Portugueses (Ámsterdam)

Sinagoga de los Portugueses (Ámsterdam)

2. Baruch Spinoza:

2.1. Sí mantuvo una distinción entre las prácticas externas de la religión y la adoración interna de Dios. Así, se inscribía de un modo original en una antigua, y secularizadora tradición de la doble verdad, que se remonta a la distinción evangélica entre Dios y el César.

2.2. Ciertamente, Spinoza es una de las grandes figuras de la construcción de la idea de tolerancia.

2.3. No fue excomulgado si seguimos el sentido estricto del término, pues la idea de comunión (y excomunión) es peculiar del cristianismo, pero sí sufrió el apartamiento equivalente de la comunidad judía.

2.4. No defendió a Castellio contra Servet. En realidad esta respuesta es absurda, ya que Castellio fue el gran vindicador de Miguel Servet frente a Calvino.

¡Comparte el artículo en redes sociales! Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on FacebookShare on LinkedIn
X