•  
  •  

¿Quién defiende a la Constitución?

Una joven observa el ejemplar único del texto original de la Constitución en el Congreso de los Diputados. JUAN MANUEL PRATS/elperiodico.com

Una joven observa el ejemplar único del texto original de la Constitución en el Congreso de los Diputados.
JUAN MANUEL PRATS/elperiodico.com

Se llama ‘Constitución’ y acaba de cumplir 38 años. Es una jovencita aunque ya se acerca a la cuarentena. Nació de ‘don Consenso’ y ‘doña Paz’, y sus hijos se llaman ‘Libertad’ y ‘Progreso’. En los países democráticos serios es una institución respetada, pues respetar a ‘Constitución’ es respetarse a sí mismo. Su  amistad protege de abusos e injusticias del poder.

Aunque ahora tanto se le critica, esta jovencita de 38 años logró en su día la cuadratura del círculo: reconocer la diversidad sin romper la unidad nacional. En efecto, estableció un generosísimo autogobierno a la vez que proclama que todos los españoles pertenecemos a la misma gran familia. Esta jovencita, ‘Constitución’, vale mucho: ha traído más libertad y progreso que todas sus anteriores hermanas desde 1812.  

Ahora algunos dicen que la quieren reformar, cuando lo que realmente desean es tergiversarla, abrogarla.  Destruirla, en definitiva.

Por lo pronto los nacionalistas no le hablan. La rechazan. La desobedecen. Peores son los separatistas, que  ofenden a ‘Constitución’ aunque un Juez ordene respetarla a través de sus sentencias. Todo ello soporta esta joven cuyo nombre completo es ‘Constitución del Consenso y de la Paz’. Por cierto, conspicuos apellidos como lo aseveran los libros de Ciencia política y nuestra propia Historia.

A pesar de sus virtudes, muchos no la acatan. Pocos la cumplen. Y todos le sacan partido. Por el contrario, ‘Constitución’ no es vengativa, tiene buen carácter, y a todos ampara por igual.

Constitución’ tuvo dos padrinos en su bautizo: ‘don Entusiasmo’ y ‘doña Ilusión’, hoy desaparecidos, lamentablemente.

Desde 1978 considera soberano al pueblo. Por ella tenemos libertad e ingresamos en Europa, que, sin ella, nos humillaba. Ahora con ella somos iguales, y los inversores confían en nosotros. ‘Constitución’ es una buena chica: ampara y protege hasta a quien la quiere romper.

Constitución’ es elogiada por juristas y expertos. Proclama derechos y abre las puertas que antaño permanecían cerradas. Por ella, somos Estado de Derecho.

Constitución’ es una joven de espíritu moderno, progresista, equilibrado y flexible, que permite gobernar tanto a la derecha como a la izquierda.

Los hay que son alérgicos a la libertad que destila ‘Constitución’, y desean destruirla. Son los populistas, sus enemigos. A pesar de que éstos le deben su voz, quieren sustituirla por otra de carácter totalitario. Estos emergentes -y sus primos comunistas y anarquistas- en realidad quieren el caos, que es lo mejor que saben hacer. Le llaman “proceso constituyente” cuando quieren decir destrucción del sistema.

Están descubiertos. No lo conseguirán. ‘Constitución’ nos defenderá de estos “leviatanes” vestidos de corderitos y poseídos de diabólicos impulsos liberticidas.

Por eso, brindo por ti, ‘Constitución’, y por tu perpetua juventud junto a los españoles.

Va por ti.   

(Comentario Onda Cero, martes 13 diciembre 2016)

¡Comparte el artículo en redes sociales! Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on FacebookShare on LinkedIn

Autor del artículo: José Torné-Dombidau Jiménez

Presidente y socio fundador del Foro para la Concordia Civil. Profesor Titular de Derecho Administrativo por la Universidad de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

X