•  
  •  
  • Home
  • /Noticias
  • /Manifiesto sobre la situación política española

Manifiesto sobre la situación política española

El FORO PARA LA CONCORDIA CIVIL
Nueva política y Buen gobierno

ANTE:

A) Los trascendentales acontecimientos económicos y político-constitucionales que estamos viviendo en la    presente hora;

B) La reivindicación de un derecho a decidir en las Comunidades Autónomas de Cataluña y el País Vasco, cuya última finalidad sería la de tratar de legitimar una ilegítima secesión de estas Comunidades respecto de un país, España, asentado sobre los principios de la democracia y los derechos y libertades individuales;

C) La petición de celebración de un referéndum sobre la forma de Estado que se ha realizado por partidos de izquierda con la finalidad de legitimar, mediante un procedimiento ilegítimo, la instauración de una República;

D) Las amplias y justificadas reivindicaciones de la sociedad por el trabajo, la sanidad pública, una educación de calidad, una adecuada protección social y un mejor futuro para la juventud,

MANIFIESTA:

1º.- Que considera legítima y útil la Constitución de 27 de diciembre de 1978 sin menoscabo de las posibles reformas por los cauces procedimentales que, guiadas por el interés general, se consideren necesarias para su adaptación a los nuevos tiempos y para corregir las disfunciones que aconsejan sus cuatro décadas de fructífera vigencia.

2º.- Que considera a la Monarquía Parlamentaria la mejor, más estable, probada y adecuada forma de Gobierno para los españoles, por la estabilidad que ha proporcionado en estos últimos 36 años, el alejamiento de las tensiones políticas de la más Alta magistratura, su neutralidad ideológica, la tradición histórica y el fracaso absoluto de los antecedentes republicanos padecidos en España.

3º.- Que la Monarquía Parlamentaria es tan democrática como una República parlamentaria. La forma de Gobierno es accidental. Lo importante es: a) Que exista democracia (1.1 CE); b) Que el pueblo sea el titular de la soberanía (1.2 CE); y c) Que los derechos y libertades estén reconocidos y judicialmente protegidos (Tít. I CE).

4º.- Que las fórmulas populistas y/o asamblearias que algunos líderes y movimientos sociales últimamente están ofreciendo a la ciudadanía, y queriendo implantar en España, es un grave retroceso del sistema político. Nos alinea con el tercermundismo y con fenómenos dictatoriales o autoritarios que esquilman la posición jurídico-política del ciudadano frente al Estado y nos aleja de los valores civiles comunes de la Unión Europea.

5º.- Que defendemos la ética, especialmente en la vida pública. En este sentido hacemos un llamamiento a los políticos y representantes para que en todo momento sean modélicos y ejemplares, respeten la legalidad y resistan y denuncien el agio, tráfico y granjería y los demás casos de corrupción.

6º.- Que hacemos un llamamiento a todos los actores políticos a que, recíprocamente, en beneficio de la comunidad, moderen sus respectivas posiciones. En los momentos delicados y de crisis que vive nuestra patria, es de todo punto necesario.

7ª.- Que defendemos que se produzca una sucesión en la Corona de acuerdo a las normas constitucionales en la persona de don Felipe VI de Borbón y Grecia, en la seguridad de que su papel constitucional, su preparación y alto sentido del deber le adornarán para alentar la acción de gobierno por los caminos de la justicia social, el respeto de los derechos de los individuos y de las Comunidades Autónomas, y sólo perseguirá la satisfacción del interés colectivo de los españoles. Su impulso conducirá a España, Estado democrático y social, por la senda del prestigio internacional, abierta al mundo.

8º.- Que consideramos a los ciudadanos los verdaderos protagonistas, agentes y beneficiarios de la vida democrática. Por eso es menester cuidar ésta con prudencia y tacto. Sólo el respeto a la Ley nos hace libres.

9º.- Reiteramos el valor político y estabilizador de la posición centrista en la vida pública. Todo radicalismo o posición extrema, sea de izquierdas o de derechas, supone el sacrificio de derechos o intereses legítimos de las clases medias, auténtico factor de solidez y equilibrio de todo sistema político moderno y avanzado.

Granada, 15 de junio de 2014, 37º Aniversario de las Primeras Elecciones en libertad (15.6.1977).

¡Comparte el artículo en redes sociales! Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on FacebookShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

X